Información general
Festivales del Habano
Otros acontecimientos
Varios
Pronunciación
Glosario
Bibliografía
Mi libro
 
 



Autenticación de Puros Habanos
por  Rafael Bernardo

 

Uno de los aspectos que más frecuentemente se suscitan en relación con los puros habanos es el de su autenticidad.

Todos los productos de excelente calidad sufren de imitaciones fraudulentas, y los tabacos de Cuba no han podido escapar a estas prácticas.

Debido a esto, los fabricantes emplean diversos procedimientos que nos ayudan a distinguir los puros reales de los falsificados. A continuación se describen algunos de ellos:

 

1) El Sello de Garantía del Gobierno Cubano

Establecido por Ley de 16 de julio de 1912, el "Sello de garantía nacional de procedencia" se utiliza a modo de precinto en todas las cajas de puros habanos. Está impreso en 4 idiomas con una tinta verde sobre fondo blanco (el color verde no tiene siempre el mismo tono), y existen al menos tres tamaños distintos:

183x64mm (7.20x2.52")

97x34mm (3.82x1.34")

60x21mm (2.36x0.83")

El Sello de Garantía. Click para ampliar

Los dos tamaños mayores se adhieren a las cajas con pegamento, mientras que el de menor tamaño es autoadhesivo y se utiliza en las petacas de cartón de cinco cigarros.

Desde 1999, Habanos ha introducido una nueva versión de este sello con el fin de hacer más difícil su falsificación. Mide 148x49mm (5.83x1.93") y está fabricado con un papel de mejor calidad cuyo dorso es autoadhesivo, tintas en relieve y marcas ultravioleta. Incorpora un número de serie en tinta roja.

El Sello de Garantía. Click para ampliar

Si la caja de puros viene dentro de una caja de cartón (como sucede con las de Partagás 8-9-8 y algunas otras barnizadas), el Sello se coloca cerrando una de las aberturas de la caja de cartón, y no sobre la de madera.

 

2) Los "hierros"

En la parte inferior de las cajas de puros Habanos se encuentran tres inscripciones impresas -o más o menos profundamente grabadas o quemadas- que ocupan una superficie rectangular de aproximadamente 65x35mm (2.56x1.38"). Normalmente están impresas en tinta negra, aunque también es posible verlas en dorado (p.ej. Montecristo "A").

La primera inscripción, Habanos s.a. es el nombre de la Compañía cubana exportadora de puros habanos desde el 1 de octubre de 1994.

La segunda, HECHO EN CUBA (dentro de un óvalo) fue añadida en 1960 para reemplazar su equivalente en lengua inglesa ("MADE IN HAVANA-CUBA").

La tercera, Totalmente a mano (en cursiva), se introdujo a partir de 1989 para diferenciar el tradicional proceso de fabricación de cigarros cubanos con respecto a otros métodos (la Unión Europea acepta el término de "hecho a mano" para cigarros hechos parcialmente a máquina).

Las cajas fabricadas entre 1985 y 1994 tienen, en lugar de la inscripción de Habanos s.a., el logotipo de CUBATABACO consistente en una hoja de tabaco sobre el nombre de la marca, ocupando una superficie de 65x45mm (2.56x1.77"). Aunque esto es sólo en teoría, pues es posible encontrar cajas auténticas fabricadas a finales de 1995 con la inscripción antigua de Cubatabaco (véase foto).

Irons (1)

Irons (2)

Irons (3)

 

3) La etiqueta "Habanos"

Sticker

Las cajas fabricadas a partir de 1994 llevan también una etiqueta de color blanco con bordes dorados colocada diagonalmente  en una de sus esquinas superiores, con el logo de la hoja de tabaco y la palabra Habanos escrita en rojo y amarillo. La etiqueta, que es rectangular y autoadhesiva, mide 102x20mm (4x0.79").

 

4) Los códigos de fabricación

Además de las tres pruebas de garantía que acaban de describirse, todas las cajas de puros habanos llevan estampados en su base, con tinta azul o púrpura (en ocasiones negra), los códigos con la fecha y la fábrica donde han sido elaboradas. Dependiendo de la fábrica, estos códigos pueden ocupar una o dos líneas, y pueden estar o no enmarcados dentro de un rectángulo.

Las cajas barnizadas contenidas en envases de cartón llevan los códigos impresos sobre el cartón, y no sobre la madera.

Los códigos de las fábricas más conocidas de Cuba son los siguientes:

Partagás: FPG (Francisco Pérez Germán)
Romeo y Julieta: BM (Briones Montoto)
H. Upmann: JM (José Martí)
La Corona: FR (Miguel Fernández Roig)
El Rey del Mundo: CB (Carlos Baliño)
El Laguito: EL
Héroes del Moncada: HM
Sancti Spíritus: SS
Tabacos Lázaro Peña: TLP
Villa (Santa) Clara: V(S)C

La fecha de fabricación en el período comprendido entre los años 1984 y 1998 está representada por un código de cuatro letras. Las dos primeras corresponden al mes y las dos últimas al año de fabricación, es decir: "MMAA". El boletín "Cigar Insider" desveló la equivalencia entre letras y números de este código, que se reproduce seguidamente:

N I V E L A C U S O
1 2 3 4 5 6 7 8 9 0

Por ejemplo, una caja de Punch Double Coronas con el código "FR - OESA" impreso en su base indica que fue fabricada en  La Corona en abril de 1996.

Desde enero de 1999, la Unión de Empresas del Tabaco de Cuba (UNETA) comenzó a aplicar nuevos códigos de fabricación que se suponía serían "indescifrables", utilizando un conjunto de letras distinto.

El origen de este nuevo código proviene precisamente de las palabras "Código Uneta". Suprimiendo la "o" final se obtienen dos palabras de 5 letras: CODIG-UNETA. Asignando a éstas los números siguientes: 98765-01234, y reordenando las letras en orden numérico creciente desde el 1 hasta el 0, obtenemos el nuevo código:

N E T A G I D O C U
1 2 3 4 5 6 7 8 9 0

Por otra parte, el orden del código de fecha fue invertido con respecto al anterior (es decir: "AAMM" en lugar de "MMAA"), y los códigos de las fábricas se construyeron utilizando tres letras de las diez mencionadas anteriormente, correspondiendo la primera de ellas a la provincia donde la fábrica está ubicada.

Tres meses después de la introducción de este nuevo código, en abril de 1999, el Web "The Cigar Nexus" publicó la lista completa de los códigos de las fábricas. Este es el link a su página: http://www.cigarnexus.com/counsel/cuban_codes/index.html. Por ejemplo, una caja de Ramón Allones Gigantes con el código "EAT - CCUE" estampado en su base indica que fue elaborada en la fábrica de Partagás en febrero de 1999.

Entre mayo y diciembre de 1999, Habanos utilizó unos nuevos códigos. Los de las fábricas no han podido ser descifrados, y los de las fechas figuran también en el Web The Cigar Nexus.

Desde enero de 2000, Habanos decidió mantener cifrado el código de las fábricas, pero comenzó a aplicar para las fechas un código "legible" constituído por tres letras (que representan la abreviatura del mes en castellano) y dos cifras (los dos últimos dígitos del año). De esta forma, una caja de San Cristóbal de La Habana con el código "EOG - JUL00" indica que fue elaborada en la fábrica de La Corona en julio de 2000.

 

5) El caso de COHIBA

Dada la especial sensibilidad que despierta la marca COHIBA cuando se habla de puros falsos, trataré de aclarar algunos de los aspectos relacionados con su autenticidad:

    5.1) Los cajones

    Todos los Cohíbas (exceptuando las petacas de cartón de 5 cigarros) se presentan en cajones de madera natural barnizados en todas sus caras, salvo la inferior. Existen tres tipos distintos de cajones donde los Cohíbas son envasados:

    a) BN (Boîte Nature barnizada con broche). Estas son las cajas que se utilizan para envasar las tres vitolas iniciales (Lanceros, Coronas Especiales y Panetelas) desde su introducción en 1982. Pueden contener 25 o 50 cigarros, colocados en camadas convencionales, y sus esquinas están redondeadas.

    BN boxes

    SBN-B boxes

    b) SBN-B (Semi Boîte Nature barnizada con Broche). Estas cajas son utilizadas para envasar dos de las tres vitolas introducidas en 1989 (Espléndidos y Exquisitos). Las esquinas son rectas, y sus tapas planas. Los cigarros están también colocados en dos camadas convencionales.
    c) SLB (Slide Lid Box, cajón de tapa deslizante barnizado). Este envase se utiliza para albergar los Robustos y las cinco vitolas de la serie SIGLO. Los cigarros se presentan en un mazo de 25 sujeto por una cinta de tela ancha de color amarillo, y envueltos en papel cebolla que lleva adherida una pegatina con la marca. La cinta que rodea los cigarros de la serie SIGLO lleva impreso el logotipo de la marca y la frase "Línea 1492".

    SLB box

    Tapa cristal

    Las cajas deberán llevar todos los sellos e inscripciones de autenticidad mencionados anteriormente. Además, los Cohíbas envasados en cajones de 25 o 50 no están envueltos en papel de celofán (o al menos no los he visto nunca) y el aspecto físico de los cigarros (color y uniformidad de tamaños, suavidad al tacto, etc.) debe ser impecable. En realidad, el celofán sirve para disimular todo tipo de defectos. Y no debe olvidarse que no existen cajas de Espléndidos con la tapa de cristal, ni se comercializan cajas de Lanceros revestidas con habilitaciones.

     

    5.2) Las anillas

    Todos los Cohíbas están identificados con el clásico y conocido anillo de cuadraditos blancos sobre fondo negro en su parte superior, fondo de color naranja en la parte inferior y la palabra COHIBA en el centro (con tinta negra sobre un fondo rectangular blanco). Desde finales de 1994,  La Habana, Cuba (en cursiva) figura impresa en el centro de la franja inferior de color naranja.

    5.3) Los cigarros

    Todos los Cohíbas (excepto los nuevos Pirámides) son parejos, es decir, su grueso es uniforme en toda su longitud, y su cabeza o perilla es redondeada, salvo en dos casos: los Lanceros y los Coronas Especiales, que están rematados con un moñito o "rabo de cochino".

    Los Cohíba Lanceros son los cigarros habanos más falsificados. Su formato (7 1/2" x 38) hace que sean muy difíciles de fabricar, incluso para los torcedores más avezados y con las mejores hojas de tabaco, por lo que un Lancero falso es mucho más difícil de hacer... ¡y de fumar!. Normalmente, los Lanceros falsos suelen tener un tiro muy deficiente, que les hace inservibles para ser fumados.

 

6) Otras pistas

Cuando nos den una caja de habanos, si falta cualquiera de los atributos mencionados en los párrafos 1 a 4, podemos estar seguros de que no contiene genuinos cigarros hechos a mano. Los habanos falsos no sólo se producen en Cuba, sino también en la República Dominicana y en otros países.

La lámina de cedro que separa las dos camadas en una caja de 25 cigarros debe ocupar totalmente la superficie de la misma, y su esquina superior derecha deberá tener un corte curvilíneo o recto. Una lámina de tamaño menor al de la caja es un síntoma de falsificación.

curve cut

 

cigar head

Si el cigarro no es figurado ni acaba en rabo de cochino, obsérvese cuidadosamente su perilla. Se podrá apreciar una fina línea en espiral que da dos vueltas y media, y que corresponde a un fragmento de hoja de capa con forma de media luna (llamado pañuelo) que se enrolla en el extremo del cigarro, el cual a su vez está cubierto por otro trozo de hoja de capa, con forma circular (llamado casquillo).

Este tipo de acabado tiene como finalidad evitar que se desenrolle la capa cuando se corta la perilla del cigarro (¡suponiendo que no se corte ésta totalmente!). Algunos puros falsos no tienen el característico pañuelo, sino que están rematados solamente por el casquillo.

Los Habanos falsos pueden tener anillas auténticas. Compruébese su perfecta alineación dentro de la caja, así como la uniformidad de los colores de las capas de los cigarros procedentes de un mismo envase.

La prueba final (y traumática): Si la duda aún persiste, siempre es posible sacrificar uno de los cigarros y realizarle una autopsia, que con seguridad nos aclarará su autenticidad.

 

 

 

 
     
Copyright mycigarsite.com@1996-2007 - Diseño por J.G.B